¡ADOPTADA! ¿Volamos, Campanilla?

Su historia

¡Aquí tenemos a una perrita hada!
Exactamente como pasa con las hadas: no te das cuenta de su existencia hasta que te paras y  preguntas: ¿de dónde viene esa luz maravillosa y quien emite esa música celestial?
La luz sale de sus grandes ojos color miel y la música viene de las alas de su corazón lleno de amor y esperanza.
Campanilla estaba atrapada en una jaula donde unas personas  sin corazón la abandonaron.
Los chicos que la cuidaban en la perrera  avisaron de que estaba enferma, entre las rejas, no se movía, su  mirada era triste y apagada.
Desde que campanilla está en su casa de acogida, su corazón vuela  libre, ya no está enferma, se recuperó de todo.
Como todas las hadas es muy pequeña, no tenemos claro si crecerá. Tampoco es que nos preocupe, ya que se sabe que la magia se encuentra en las cosas pequeñas…
Seguro que allí fuera en el mundo de los humanos alguien sabrá ver su luz y escuchar su música… ¡y entonces ella le enseñará a volar!

Los comentarios están cerrados.