Perro aburrido

Carta de un perro aburrido

Hola! Soy TOBBY y estoy aprendiendo a aburrirme!

Sí, sí, lo habéis leído bien. Soy Tobby, un perrito de 7 meses que vive con una familia fantástica! Hace poco tiempo que estoy con ellos, y nos estamos adaptando poquito a poco. Tengo una hermanita humana, Andrea, que tiene 6 años. Juntos aprendemos a jugar! He tenido mucha suerte! Ellos saben que SOY un perro, y que hago cosas de PERROS.

Y por qué digo que estoy aprendiendo aburrirme? Pues os cuento. Los primeras días yo estaba un pelín nervioso, con tanto cambio, cosas nuevas, gente, juegos, caricias… Y me costó entender que cada vez que me dejaban solo, volverían (sabéis? Antes de venir a esta casa, siempre estaba solo en una jaula…). Pero vi que esta nueva familia, siempre vuelve! Y claro, aprendí a esperar (tener en cuenta que nosotros, los perros, nos pasaremos la vida esperando, esperando a que volváis, esperando la hora del paseo, esperando ver y jugar con otros de nuestra especie, esperando el plato de comida…). Pero soy un cachorro, y tengo mucha creatividad! Así que mientras esperaba, me entretenía con cosas. Primero unas revistas (cómo mola hacerlas pedacitos!!), luego unas zapatillas, y descubrí mi gran pasión por las paredes jeje. Algunos amigos les decían a mis papis que eso era ansiedad por separación, pero noooo, simplemente me aburría y necesitaba sentirme realizado! Así que mis papis probaron unas cosas y la verdad es que ahora me siento mucho mejor cuando me dejan solo.

Ahora, antes de dejarme solo, me dan un buen paseo, así conozco sitios nuevos, juego con otros perritos y perritas… Y así cuando llego a casa ya estoy un poco cansado. También me han limitado el espacio, ya no tengo acceso a cosas que no debo tocar, y esto me da más seguridad.

Y entonces, me dejan algunas cosas con las que yo puedo entretenerme y además, me encantan! Estimulan mi mente (que no sé qué significa pero me ha dicho Andrea que es bueno para mi). No me dejan lo mismo siempre, porque sino perdería el interés para mí. Ellos han observado qué juguetes me gustan más, y me los reservan para estas ocasiones. Y yo me vuelvo loco de contento cuando me los dejan!! A veces son huesos para morder, a veces son juguetes rellenables (de esos en los que me esconden comida dentro, y yo me las tengo que ingeniar para sacarla!) o esa pelota que cuando la muevo, “suelta” una chuche! También es muy divertida!! Y el otro día me dieron una cosa nueva, hicieron con una tela un rompecabezas (pusieron comida en una tela con muchos nudos, y yo tuve que deshacerlos para conseguir mi premio). A veces me los esconden para que así yo pueda buscarlos, y me pasa el tiempo más rápido (además, dicen, estimula mi olfato).

Así que sí, soy Tobby, ¡y estoy aprendiendo a aburrirme! Y mis papis me lo están poniendo muy fácil con estos trucos. Y ahora os tengo que dejar, que Andrea tiene la pelotita a punto para lanzármela!! Así que si tenéis alguna duda más, escribir a sosgolden@gmail.com y seguro que os pueden ayudar.

“Juguetes rellenables”                                              “KalmAid”                            “Pelotas y otros”

También podéis enseñar a jugar a vuestro perro para apaliar ese aburrimiento. Os recomendamos los juegos de nariz, a vuestro perro le encantará!!!