¿Sabías que… ?

Lo que no pueden comer nuestros amigos

Existe una cultura en nuestro país sobre los gatos y perros que a veces nos lleva a alimentarlos erróneamente produciendo graves problemas de salud o incluso la muerte. Esto es debido a que antiguamente a los perros y gatos se les alimentaba con los restos de nuestra comida y la “tradición” nos lleva a cometer graves errores.

Es por eso muy importante e interesante que sepáis que alimentos NO deberíais darle jamás a vuestro animal.

1. Huesos

Los huesos cocidos son malos para los animales. Si, como lo oyes.. cada año cientos de animales acaban en la sala de urgencias del veterinario porque sus dueños les han dado huesos. Normalmente restos de nuestra comida.

El hecho es que los perros son omnívoros. Muchos perros y gatos no pueden tolerar los huesos. Los huesos pueden atravesarse o quedarse atascados en el tracto intestinal con resultados desastrosos, mismos que pueden necesitar cirugía.

También se les pueden quedar atragantados en la boca o tráquea, cosa que también es peligrosa. Todos los huesos cocidos son malos, incluidos los de pollo y ternera.

Si quieres darle huesos a tu perro para que se entretenga a roer, prueba a darle huesos de prensados, o pide en la carnicería huesos de rodilla de vaca que son aptos para que los consuman.

2. El chocolate es tóxico y puede ser mortal

El chocolate contiene teobromina tóxico que causa un incremento en los latidos del corazón, estimulación del sistema nervioso central y constricción de las arterias. Los síntomas clínicos van desde el vómito, diarrea, hiperactividad, y excitabilidad, hasta el fallo cardíaco, infartos y muerte. Esto puede ocurrir tan rápido como de 4 a 6 horas tras la ingesta. El chocolate cocinado es lo peor porque contiene mayores cantidades de teobromina.

Si su perro ha comido mucho chocolate, deberías contactar con su veterinario inmediatamente.

3. El alcohol

No se necesita mucho alcohol para intoxicar a una mascota. Los animales se pondrán nerviosos y atacarán cosas, hiriéndose a sí mismos. También les causa incontinencia urinaria. En altas dosis, el alcohol suprime el sistema nervioso central, el sistema respiratorio y cardíaco, y puede llevar a la muerte. Además de los trastornos psicológicos que puedes causarle a tu animal producto de su desconcierto.

4. La leche

El ser humano es el único que sigue alimentándose de leche de otro animal toda su vida a pesar de que no la necesitamos. El resto de animales sólo se alimenta de la leche de su propia madre cuando está en la fase lactante.  Ningún perro adulto debería tomar leche. La mayoría son intolerantes a la lactosa y desarrollarán diarrea. Los animales además suelen carecer de la enzima que se requiere para disolver el azúcar de la leche, y esto puede causar que desarrollen vómitos, diarrea y otros síntomas gastrointestinales.

5. El jamón y otras carnes saladas

La sal es muy dañina. Así que todos los alimentos salados son muy peligrosos para nuestros animales. Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estómago o pancreatitis.

También, muchas razas de perros que comen comidas saladas pueden beber demasiada agua y desarrollar una condición crónica llamada “bloat”. Esto es cuando el estómago se llena de gas y en pocas horas puede empeorar, causando que pueda morir el animal. Por favor, no le des jamón crudo ni carnes cocidas muy saladas a su perro. Ojo también con los prensados de jamón que venden en muchas tiendas de animales, son igual de dañinas.

6. La cebolla es tóxica tanto para perros como para gatos

La cebolla contiene disulfidos, lo que daña los glóbulos rojos de su sangre y puede causar consecuencias fatales en animales. Se pueden volver anémicos, débiles y con problemas respiratorios.

Lo mejor que puedes hace si su perro/gato ha comido cebollas es llevarlo inmediatamente al veterinario. El ajo no es conveniente ni para perros ni para gatos, pero es mucho más dañino en gatos.  Incluimos ahí todos los derivados como la cebolla tierna, ajo tierno, Calçots, etc.

7. La cafeína también es mala para los animales

Contiene xanthine que, como el chocolate, estimula al sistema nervioso central y al sistema cardíaco y en pocas horas puede causar vómitos, hiperactividad, taquicardias e incluso la muerte. .

8. Los aguacates

También son malos para los perros. Primero, son muy altos en grasas y pueden causar dolores de estómago, vómitos e incluso pancreatitis. Segundo, la pulpa también es tóxica y puede quedar atascada en el tracto intestinal, pudiendo llevar a un bloqueo severo, que puede necesitar cirugía.

9. Pasas y uvas

Las pasas y las uvas pueden llevar serios daños al riñón.

10. Algunos medicamentos humanos

 

Nunca des  ASPIRINAS o PARACETAMOL a perros o gatos, son altamente tóxicos para ellos.

Se han visto casos muy graves en los consultorios médicos de animales que sus dueños por ignorancia o desinformación, han medicado a sus animales por su propia cuenta con consecuencias nefastas para los animales. Jamás mediques por tu cuenta a sus animales, el Ácido Acetilsalicílico (aspirina) es toxico para animales; los humanos somos fisiológicamente distintos a los animales así que es importante seguir la prescripción veterinaria.