Preparando la llegada: Consejos y cuidados básicos

Acomodarle a su nuevo hogar

Recibir a un nuevo miembro de la familia es siempre una gran alegría y emoción para todos. Por eso debemos tener preparado el “kit” básico para que se encuentre lo más a gusto posible.

Veterinario

En todos los casos, recomendamos que cuando el animal ya se haya habituado a nuestro hogar (2 semanas aproximadamente) sean llevados al veterinario, donde podréis realizar todas las consultas necesarias a un experto y además os realizarán un ficha y os dirán las próximas fechas para vacunaciones, desparasitación, etc…

En el caso de cachorros, se recomienda ir al veterinario lo antes posible con la cartilla y demás entregada en la adopción, en caso de no tener cartilla os la realizarán en el veterinario. Y os dirán todos los pasos a seguir.

Cualquier duda sobre la salud de nuestro perro, siempre debemos acudir a nuestro veterinario y se debe llevar un control de las vacunaciones, desparasitaciones y revisiones muy estricto.

Higiene

Cada perro tiene un pelaje diferente y seréis vosotros los que con el tiempo veáis cada cuanto el perro necesita bañarse. Es importante que se utilice un champú específico para animales. Los Goldens y Labradores suelen tener un pelo muy agradecido. No es necesario bañarlos cada mes, un buen cepillado diario ayuda a mantener el pelo limpio y sano.

Es importante el cuidado por parásitos externos y acudir siempre al veterinario que nos explique como podemos protegerle de pulgas, garrapatas o flebotomos. Nunca se deberán utilizar las pipetas para perro en un gato, ni a la inversa. Consulta a tu veterinario para que te recomiende el tratamiento más adecuado según vuestra zona.

También hay que limpiar la zona de lagrimal y oído, todo ello con productos específicos. La higiene dental debe ir a cargo de un especialista pero se puede prevenir con productos específicos para ello.

Alimentación

Es importante que tanto en gatos/perros tengan siempre agua fresca, sobre todo hay que tener este punto muy en cuenta en verano debido a las altas temperaturas.

En el caso de los perros para evitar problemas de torsión de estómago y facilitar la digestión, es preferible que coman en dos o tres veces al día, y a poder ser con el bol en alto. En caso de los gatos siempre han de tener comida (pienso seco) en su plato, pudiendo premiarles con una “latita”, una vez al día.

En caso de tener perro y gato hay que tener en cuanta poner el pienso felino en una zona donde el perro no pueda acceder, y también considerar que los gatos no digieren bien el pienso de perro!

Referente a la comida comentar con el veterinario, quién nos especificará que pienso se adecua más. Recomendamos que el pienso que sea de alta gama, es importante para su salud, pero también para su mente. Lo que os gastéis en pienso, os lo ahorraréis luego en veterinarios. Tampoco hay que descartar, si lo tolera, darle alguna lata a modo premio de vez en cuando!

Es importante que el perro tome el pienso adecuado a su edad, si es cachorro comerá un pienso especial y en las cantidades que nos recomiende el veterinario. Lo mismo en perros senior o con problemas de sobrepeso o castrados.

Para realizar cualquier cambio de marca o pienso, es recomendable hacerlo de manera progresiva, introduciendo el nuevo en tres días, el primero se pone 1/3, el segundo día 2/3 y al tercero ya todo el pienso es nuevo. En casos de perros adoptados o que no se sepa qué han comido, se puede hacer lo mismo pero con arroz hervido.

Para premiar al perro, hoy en día hay muchos formatos de golosinas, siempre comprobar su composición y en caso de sobrepeso o alergia preguntar al veterinario. También se puede utilizar para premiar, un trocito de frankfurt, pechuga de pollo a la plancha troceada, quesito….

Identificación

Aunque el perro lleve chip, siempre es recomendable ponerle una placa identifica con el nombre y teléfono del propietario por su posible pérdida y siempre colgada al collar.

 

MUY IMPORTANTE: A menudo en nuestras casas almacenamos productos químicos altamente tóxicos a los que no damos mayor importancia. Pesticidas para el jardín, veneno para hormigas, caracoles o ratas, descongelante para el coche … cualquiera de estos productos puede ser fatal si es ingerido por un perro. Es muy importante que antes de su llegada os asegureis de que no tendrá al alcance ningún producto tóxico. La misma advertencia es válida para las visitas que hagamos a casas de amigos y familiares.