¡ADOPTADA! Noa: ¿qué hago aquí?

Su historia

Todas las historias que acaban con un perro abandonado son tristes, pero el caso de Noa es un poco especial. Su familia la quería con locura. Su hermanito humano, un niño de ocho años que compartía su cama con ella, nos decía de ella al despedirse “Es única, la mejor perra del mundo”.
A veces las situaciones se hacen insostenibles, y en esta ocasión se ha unido, la crisis que algunas personas están sufriendo más intensamente, y la necesidad de regresar a su país a causa de la grave enfermedad de un familiar. Esta familia ha recibido ayuda de todo el pueblo para poder pagar su viaje de retorno a su país, pero para Noa no ha sido suficiente y les preocupaba que sufriera en un viaje tan largo en avión.
Ahora Noa está con nosotros, y le daremos todo el cariño que se merece, pero no es justo que viva en una jaula. Esperemos que sea el menor tiempo posible.

            

Los comentarios están cerrados.